Miércoles, 15 Marzo 2017 00:00

PIRI dio inicio a su 26ª temporada

El Programa de Internado Rural Interdisciplinario realizó el curso de capacitación para el trabajo en salud comunitaria y desarrollo local con los estudiantes de cursos superiores que realizarán su práctica rural en distintas comunas de La Araucanía y la zona macro sur de Chile.

El curso se realizó entre los días 7 al 9 de marzo en dependencias de la Facultad de Medicina y asistieron 110 estudiantes de ocho carreras de la Facultad de Medicina (Enfermería, Fonoaudiología, Kinesiología, Medicina, Nutrición y Dietética, Obstetricia y Puericultura, Tecnología Médica y Terapia Ocupacional) Odontología, Trabajo Social y las carreras de Ingeniería Agroforestal, Mercadeo e Ingeniería Ambiental con los estudiantes de Colombia que se suman a esta experiencia comunitaria durante el año 2017.

Estos 110 estudiantes se incrementarán en el año con las renovaciones por carreras en base a las semanas destinadas a prácticas y que dependen de cada malla curricular. A lo anterior se suman los estudiantes extranjeros que este año provienen de Cataluña y de Colombia demostrando ser un espacio importante de movilidad estudiantil. Se espera llegar a la cifra de 300 estudiantes que vivan la experiencia PIRI en este año.

El Coordinador del Programa PIRI, Mg. Marcelo Carrasco, explicó el significado de dar inicio a una nueva temporada del PIRI. "Comenzamos con un nuevo desafío que es seguir encantando a los estudiantes en su etapa final universitaria, con el hacer salud comunitaria y relacionarse con las personas, comunidades y familias para producir salud, y superar el paradigma de resolver la enfermedad".

La temporada 2017 del PIRI se desarrollará en 11 territorios que son Collipulli, Lautaro, Melipeuco, Carahue, Boroa Filulawen, Los Sauces, Vilcún, Teodoro Schmidt y Angol. A los anteriores se suman la ciudad de Cañete, en la región del Bio Bio, y Puerto Cisnes en la región de Aysén.

"Tanto Angol como Carahue tienen una continuidad con nosotros tras el Convenio UNETE. Se habla de una sustentabilidad y es el PIRI quien dará la continuidad del trabajo universitario y nuestros estudiantes haciendo este trabajo interdisciplinario integral", apuntó Carrasco.

Cumplir 26 años con un programa tan emblemático como el PIRI no es fácil. "La sola existencia del PIRI es un indicador favorable, de salud y de éxito. El PIRI por ser lo que es y por su compromiso social tiene éxito desde ya con existir y mantenerse en esta complicidad con municipios y territorios con quienes trabajamos aportando localmente en mantener esta presencia universitaria y trabajando con las comunidades", agregó el académico.

ESTUDIANTES

Clara Boter, estudiante de Medicina de Barcelona. "Esto es una experiencia muy distinta de lo que puedo tener en España. Es un reto personal y salir de tus zonas de confort y conocer otra realidad es crecimiento personal. Es un reto y un proyecto donde puedo aportar un granito de arena".

Sebastián Sandoval, estudiante de Kinesiología. "Pienso en cómo vamos a tratar a una población determinada sino conocemos sus necesidades y el PIRI es la respuesta y estar ahí, donde las "papas queman". Tengo que ir a Puerto Cisnes y estaré un semestre allá donde espero generar un grupo muy bonito y unido y desde ese lugar aportar a la comunidad, conocer sus necesidades y "poner el hombro". Significa mucho para mí y voy dispuesto a aprender, conocer e interactuar".

Claudia Troncoso, estudiante de Kinesiología. "La idea es estar donde está la comunidad y las necesidades. Aportar en lo real ya que en la formación es todo más teórico y formal en cambio el PIRI es ir a la comunidad y preguntar si funcionan las políticas públicas, cómo se están haciendo y si se pueden hacer mejor. Como futura profesional veo al PIRI como una forma de ampliar el círculo laboral y que seamos profesionales capacitados y empoderados para hacer un mejor trabajo para la comunidad".

Visto 259 veces

Eventos

  • afiche-piri-teatro-mala-clase1
  • clicletada-cherquenco-chico